sábado, junio 09, 2007

Empañado el silencio


Empañado el silencio
de la oscura ciudad
por lagrimas frias
que caen sin cesar

tu cuerpo y el mio
se buscan y no estan
caminan a ciegas
por plazas y calles

y al fin, se encuentran
sin importar el lugar
mojados, bañados
en la lluvia helada

el agua se funde
y se evapora al tocar
dos cuerpos que arden
de deseos humanos

que se funden como nunca
en medio de la soledad
y el vapor se levanta
formando dibujos

que se desvanecen
en su levedad, mientras
los cuerpos, unidos
se mueven, se sienten

y los jadeos y gemidos
se pueden escuchar
placeres carnales
que todos desean

susurros, liturgia
de la antiguedad
orgasmos que rugen
bajo la tormenta

y se miran, sonrien
para volver a empezar

3 comentarios:

Tormenta dijo...

Veo con agrado que a pesar del tiempo transcurrido sigues escribiendo con la misma fuerza y la misma pasión.
Me encanta
Muchos besitos Toni

black wasp dijo...

antigua liturgia que se repite eternamente...
:)
hay que seguir las tradiciones. y yo soy tan conservadora...

mooncris dijo...

Excelente, me refleja un amor de esos prohibidos dónde la pasión que lo es todo estalla en cualquier lugar especialmente de noche.....