domingo, abril 09, 2006

Esa noche

Como en un lugar etereo
las formas se difuminaban
solo estabas tu,
por la luz del sol bañada

tu sonrisa alegre y sincera
acercandote a mi vera
un beso tan profundo
como oscura la noche entera

fundidos en los silencios
rotos por nuestras palabras
unidos nuestros cuerpos
desgajando la madrugada

dentro de ti me encuentro
bajo mi piel te hallas
y los temblores, los besos
nos acompañan

2 comentarios:

La Noche dijo...

Que bonita noches describes cierto es que cuando dos personas se entregan se produce ese magico y delicioso silencio.un besito amor

Anónimo dijo...

oye chaval alguien está copiando tus poemas http://blogmadrid.spaces.live.com/blog/cns!2F3445AFA7BA2C83!1254.entry