viernes, noviembre 23, 2007

Y que bien que sienta un cigarro despues

Vaya una sorpresa
hoy no te esperaba
y menos vestida
con esa provocacion

te mueves despacio
como una gatita
mirandome a los ojos
pidiendo mi amor

cascadas de fuego
rios de pasiones
se desbocan cuando
bajas tu pantalon

gotas de promesas
saladas y perversas
relucen al tiempo
que te quito el sujetador

rezumando dentro
de lo mas profundo
y que se desboca
cuando entro yo

vamos a movernos en un baile
que nos lleve lejos
y que nos sorprenda muy cerca del sol

dame tus caricias, largas y lascivas
avivando el fuego de nuestra pasion

muevete deprisa
acecha mi vida
desgarrando en trozos
mi corazon

no salgas mi vida
dejame que viva
cada instante eterno de tu explosion

magica presencia
moja nuestros cuerpos
abrienco caminos en tu dulce piel

calida inconsciencia
delicado impulso
el que nos acerca para hacernos bien

lalalalalala
lalalalalala

y que bien que sienta un cigarro despues

3 comentarios:

malenca dijo...

Que bien sienta en la mañana un poema así, da la vitalidad para el día uummm.
Eres un cielo, besos malenca

olowa dijo...

tienes fuego??? :)

laura dijo...

o un trocito de chocolate