miércoles, enero 14, 2009

cinco minutos


suena el despertador
y bajo las sabanas te mueves
de un gesto instintivo
callas la alarma sonora
te giras y te cubres
piensas en cinco minutos mas
y una de tus manos se mueve
por tu muslo y tu cadera
se dibuja una sonrisa
aun con los ojos cerrados
te tumbas boca arriba
y tu mano va a tu pecho
dibujando circulos lentos
se levanta tu pezón
y sensaciones ardientes
van separando tus piernas
la otra mano se une
a las caricias de senos
y se escapan los gemidos
de ese placer supremo
baja una mano serpenteante
por tu vientre y tu ombligo
y se desliza resbalando
entre la miel de tu cueva
en ella chapoteas, y mueves
y empiezas a temblar
los gemidos se convierten
en jadeos una vez mas
apoyas tus pies en el lecho
penetrandote despacio
levantas tus nalgas y espalda
y solo sabes que sientes
como una gata encelada
te retuerces y estremeces
hasta que una sacudida
recorre tu piel por entero
estallando en tu cerebro
y gritas, gritas alto
para caer al instante
sobre la sabana rendida
y tu respiracion acelrada
no disimula tu sonrisa
han sido 5 minutos
solo cinco pero tan buenos
y abres los ojos riendo
esa sonrisa ira contigo
buena parte del dia

6 comentarios:

i am... dijo...

mmmmm Cat, ese despertar... esos maravillosos, intensos y placenteros cinco minutos que pintan la sonrisa en el rostro, solo cinco son suficientes, pero que compartidos hacen de ellos los más perfectos minutos del día.
Muacksss Cat

Sara dijo...

Cat.
cinc minutos poden donar molt de si...
petons.

Catman dijo...

pues si i am...coincido plenamente contigo
muaksss

I tant que si Sara :)
petons

cadeca dijo...

aiii yo quiero 5 minutos de esos todos los diassssssssssssss!
saludos**cadeca**

Zorra Cachorra dijo...

que antojo de cinco minutos! besitos

Catman dijo...

y yo cadeca y yo, esos cincominutos diarios serían una deliciaaa jajaja
besos

se lo que quiers decir Cachorra, y lo suscribo, jeje
besos